27 de junio de 2017    
San Cirilo de Alejandría    
Trabajó duramente por erradicar de su país la herejía novaciana.
San Cirilo de Alejandría

27/06/2017

Etimológicamente significa “ el que tiene autoridad o entregado al Señor”. Viene de la lengua griega.
Cirilo de Alejandría es un personaje de gran importancia en la historia civil y religiosa. Trabajó duramente por erradicar de su país la herejía novaciana., se querelló contra el emperador Orestes y animó a los monjes a levantarse en contra suya.
A la muerte de la sobrina del emperador, culparon a Cirilo de su fallecimiento. La historia le dio la razón de su inocencia.
Por otra parte, se entregó con todas sus fuerzas morales, intelectuales y de su santidad a defender la divinidad de Jesús en contra de Nestorio. Su papel en el concilio de Efeso fue de capital importancia.
En este concilio se declaró a María la madre de Dios. Fue uno de sus grandes logros.
Se sabe que permaneció como obispo de Alejandría 32 años. El cristianismo hizo progresos increíbles en este tiempo y en la ciudad más culta del Egipto de entonces.
Cuando vio que Nestorio predicaba contra la Virgen María, escribió al Papa Celestino. Este no tardó mucho tiempo en decir que esta herejía era condenada. El hereje “pasó” del Papa.
Como es natural, las envidias y los celos comenzaron a surgir en contra del obispo. Lo metieron en la cárcel hasta que la delegación del Papa consiguió que lo pusieran en libertad.
Su gran alegría y su trabajo como presidente del concilio de Efeso se lo cuenta a los cristianos con palabras emocionadas:" No se puede imaginar la alegría de este pueblo fervoroso cuando supo que el concilio había declarado que María sí era la Madre de Dios y que los que no aceptaran esta verdad quedaban fuera de la Iglesia".
Agotado de tanto trabajo y lucha contra los herejes y los allegados al emperador, murió santamente en el año 444.

¡Felicidades a quienes lleven este nombre!

Buscador de Santos
buscador_palabra Por palabra
 
buscador_palabra Por Fecha
 
buscador_palabra
buscador_palabra Por Santo
 
 
“La audacia sin juicio es peligrosa, y el juicio sin audacia, inútil” ( Gustave Le Bon).