22 de mayo de 2017    
Santa Rita de Casia    
Se distinguía por su amor a la Pasión de Cristo
Santa Rita de Casia

22/05/2017

Etimológicamente significa igual que Margarita, es decir, “perla”. Viene de la lengua griega.
He aquí una persona original donde las haya. Nació y murió el mismo día. Durante sus 76 años de vida estuvo casada, viuda y religiosa. Tuvo ante sí la idea clara de que la santidad se alcanza cumpliendo fielmente los deberes en cualquier estado que la persona elija para ser feliz.
Vino al mundo en Casia. Desde pequeña la gente le llamaba Rita. No tardó mucho tiempo en que los paisanos y la gente en general la llamara con el apodo de "Abogada de los imposibles". Ella misma es fruto de la oración de su madre, ya que, aunque era estéril, dio a luz a Rita.
Aunque sus deseos eran de entregarse al Señor, aceptó por obediencia contraer matrimonio con un joven que los padres le buscaron y que resultó ser un malvado en toda regla. Sus mismos hijos heredaron el mal genio del padre.
Eran otros tiempos. No había divorcios fáciles. Ella aguantó como pudo el chaparrón. Menos mal para ella que su marido, en un acto de venganza murió.
Rogaba insistentemente a Dios para que sus hijos no se tomaran la venganza como ley. Los dos hijos murieron y no pudieron llevar a cabo sus deseos macabros.
Rita, ya viuda, se entregó con todo ardor a socorrer a los pobres, característica de toda alma que vive la religión en serio.
Al poco tiempo entró en las Agustinas. Vivía alegremente su entrega soñada desde hacía años al Señor.
Se distinguía por su amor a la Pasión de Cristo. La meditaba a menudo. De hecho, un día, cuando meditaba en la Pasión. Sintió que de la imagen salía una luz que la inundó interiormente y, como resultado de esta visión, se le quedó grabada en la frente una herida. Esta herida le duró hasta su muerte.
Como buena hermana, se dedicó plenamente a atender a las enfermas y a orar por la conversión de los pecadores. Cayó enferma. Y le pidió a una hermana que le llevase un ramo de rosas, aunque no era el tiempo. No obstante se encontró un rosal florido. Igual ocurrió con los higos. Por esta razón la siguen llamando < ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!

Buscador de Santos
buscador_palabra Por palabra
 
buscador_palabra Por Fecha
 
buscador_palabra
buscador_palabra Por Santo