25 de abril de 2017    
San Marcos    
Llama de ilusión
“Y acontece algo bello y asombroso: una confianza así nos hace capaces de amar con un amor desinteresado, que en ningún caso es acaparador.(Carta de Taizé, Milán 1999-2001 )

La persona que se precie de ser tal, mantiene siempre en su alma la llama de la ilusión y del asombro. Por el contrario, cuando la capacidad de admiración va decayendo en el ser humano, se encamina – o está ya- en la autopista de la muerte cansina y aburrida de todos los días.

La persona creyente en Cristo se siente fascinada por la novedad y atraída por el imán de la belleza , recreada en cada ser humano y en miles de cosas admirables de la naturaleza, huella de Dios.

La confianza no es algo pasivo o la descarga en otro lo que yo no quiero hacer, sino todo lo contrario. La confianza engendra en tu persona el amor desinteresado. Y éste amor vence todas las dificultades. Se ama a fondo perdido, se ama con un cheque en blanco por la vida de los otros y por la riqueza de la propia.

Este amor nunca acapara al ser amado, sino que le hace el bien sin mirar a quién. Es el placer de los placeres. El “summum” de la felicidad de la vida humana.

Si notas que hay poca felicidad en ti o en la gente que te rodea, quizá se deba a que el amor gratuito escasea mucho.

Todo amor que tienda a acaparar, muere. Incluso en la vida de casados. Debe existir siempre el amor que crece piramidal y libremente, sabiendo que cuanta más libertad se le dé al ser amado, más responsable se hace para sentirse realizado y no acaparado entre cuatro paredes y unas cuantas relaciones de compromiso.

El filósofo y matemático inglés, Alfred Whitehead decía:” En el pasado, el intervalo entre cambios era mucho mayor que la vida humana...Hoy es al contrario, y por tanto nuestra formación debe prepararnos para una continua novedad de condiciones de vida”. Rechazar esta novedad es morir. El creyente busca la novedad que le da siempre su fe profunda.

O bien estas otras del poeta estadounidense, Walt Whitman:”...Cuando doy, me doy a mi mismo”.

-¿Qué asombros sientes en tu vida?

-¿Te mantienes ilusionado tengas le edad que tengas?

-¿Tiendes a acaparar a la otra persona o a liberarla dejándola crecer?