12 de diciembre de 2017    
Santa Juana Francisca de Chantal    


“Y se dijeron uno al otro:

¿no ardía nuestro corazón mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?” (Lc 24, 32 )

Para ser VDB, una mujer debe:

Ser soltera, entre 21 y 35 años

Tener salud suficiente, tiempo y libertad suficiente para asegurarse momentos de oración y compromisos formativos y de organización del Instituto.

Suficiente autonomía económica según su estado, madurez sicológica y afectiva adecuada a la edad y a la propia situación de vida.

Estar dispuesta a ampliar la propia cultura.

Estar orientada a la vida apostólica en la secularidad consagrada salesiana.

No haber profesado en otros institutos de vida consagrada

Camino formativo:

Preaspirantado (Al menos un año)

Aspirantado (Ordinariamente tres años)

Profesión temporal (De seis a nueve años)

Profesión perpetua (Formación permanente)