26 de junio de 2017    
San Josemaría Escriva    
noticia_destacada
+texto -texto enviar imprimir
Marcados por el Espíritu en la Pascua Salesiana

17/04/2017 | Carlos Martín / Manu Serrano

Del 13 al 16 de abril tuvo lugar la celebración de la Pascua Joven 2017 organizada por las Inspectorías Salesianas de España.

Del 13 al 16 de abril tuvo lugar la celebración de la Pascua Joven 2017 organizada por las Inspectorías Salesianas de España con la presencia de más de 1400 jóvenes que, como tantos cristianos a lo largo de todo el mundo, han celebrado la pasión, muerte y Resurrección de Cristo.

Con el lema ´Celebra la Pascua. Celebra la #Vida´, las Pascuas Juveniles por Niveles de la Inspectoría Santiago el Mayor reunieron a cientos de jóvenes de diferentes edades en tres sedes: Arévalo (Ávila), La Adrada (Ávila) y Mohernando (Guadalajara). También se han organizado otros encuentros para celebrar la Pascua de una manera diferente, como las Pascuas Familiares, la Pascua Misionera y la Pascua en el Camino.

En la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora, bajo el lema ´Marcados por el Espíritu´, tuvieron lugar los encuentros celebrados en Alcoy, Alicante, Antequera, Burriana, Cartagena, El Campello, Elche, Ibi, La Orotava, Puebla de la Calzada, San José del Valle, Sanlúcar la Mayor, Torrelles de Llobregat, Valencia y Zaragoza. Además, desde la Delegación de Familia Salesiana se puso en marcha la iniciativa Familias Pascuales, que ha contado con más de un centenar de participantes entre las sedes de Puebla de la Calzada, San José del Valle y Sanlúcar la Mayor.

El protagonismo de la vivencia estuvo en los jóvenes y en la puesta en común de una experiencia fuerte de fe con la celebración de la Cena del Señor, durante la noche de Jueves de pascua con el lavatorio de los pies ante Dios, el Vía Crucis, la Celebración de la Reconciliación y la esperada Vigilia Pascual en la noche del Sábado Santo, todo bajo la clave del encuentro con Cristo resucitado y con los demás; con un estilo juvenil y familiar. También las redes sociales jugaron un papel fundamental durante estos días con el hashtag #PascuaSalesiana que sirvió de nexo para la narración de distintos testimonios.

Los participantes también han estado acompañados en todo momentos por animadores, educadores, grupos de familia salesiana y salesianos, que los sostienen en su camino de maduración en la fe y los acompañan. Muchos de ellos estuvieron en las sedes varios días antes para que no quedara ningún cabo suelto en la celebración de los distintos encuentros. No obstante, el trabajo empezó varios meses atrás con la celebración de las primeras reuniones preparatorias con las Delegaciones de Pastoral Juvenil y en las diferentes parroquias y centros juveniles.

El Inspector de Salesianos Santiago el Mayor, Juan Carlos Pérez Godoy, ha hecho referencia en su felicitación pascual a Galilea, el lugar en el que Jesús convoca a sus amigos tras su Resurrección: "Y Galilea se hace patio salesiano, casa, escuela, iglesia… y allí el Señor Resucitado, vencedor de la muerte y el pecado, derrama su gracia y su bendición, nos da la nueva vida y nos convoca a vivir en esperanza. Ahí nos está esperando en los jóvenes para ofrecernos la gracia del encuentro con él y disponernos a servirle en ellos, reconociendo su dignidad y educándoles en la plenitud de la vida. El Señor Resucitado nos invita a trabajar por una Iglesia cada vez más cercana a los jóvenes: para sanar sus heridas y reconstruir la unidad de sus vidas tantas veces rota, para proponerles la vida cristiana como camino compartido en amistad con Jesús, para transmitirles una imagen acogedora y simpática de la Iglesia, para ofrecerles un lugar donde crecer como personas y creyentes, para darles la palabra y compartir junto a ellos esta hermosa aventura… ser testigos del Señor Resucitado".

Por su parte Cristóbal López, Provincial de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora, ha resaltado la idea de los salesianos como "gente de Pascua". "Nuestro optimismo y alegría, nuestro espíritu de fiesta, beben de la Pascua y se nutren de la fuerza de la Resurrección de Jesús. María misma es la mujer pascual por excelencia, la que más y mejor vivió con Cristo su muerte y resurrección. Así que, Familia Salesiana, ¡a vivir la Pascua, que son 50 días! Y lo hacemos con María, que viene a nuestra fiesta", así lo explicaba en el Boletín Salesiano de abril.

Además de estos encuentros inspectoriales, algunas casas salesianas de España han convocado las tradicionales Pascuas Urbanas, destinadas a compartir la experiencia de la Semana Santa entre las comunidades locales. También, entre las habituales procesiones de Semana Santa realizaron su estación de penitencia las hermandades salesianas presentes en diferentes lugares de España. Por último, cabe destacar la celebración de Triduo Pascual en el centenar de parroquias confiadas a los Salesianos en todo el país.

Por otra parte, una semana después, numerosos grupos de adolescentes de las presencias salesianas celebrarán en los mismos lugares sus convivencias pascuales.