22 de septiembre de 2017    
Beatos José Calasanz y 31 cm    
noticia_destacada
+texto -texto enviar imprimir
Nace la nueva Inspectoría de las FMA en España

07/08/2017 | Redacción FMA

El 5 de agosto de 2017, las Hijas de María Auxiliadora de España se constituyeron como una única Inspectoría.

Tres acontecimientos significativos celebraron las salesianas el 5 de agosto: La profesión perpetua de Sor Bella Molina, el nombramiento de la nueva Inspectora Sor Mª Rosario García Ribas y, en tercer lugar, la erección canónica de la Inspectoría María Auxiliadora, por Madre Yvonne Reungoat, Superiora general de las Salesianas. También estuvo presente Sor Mª Luisa Miranda, Consejera General para la Familia Salesiana, que acompañó a las Inspectorías de España en este proceso de discernimiento para la unificación.

La jornada se inició con la Eucaristía presidida por Don Juan Carlos Pérez Godoy, Inspector de la Inspectoría Santiago el Mayor y Don Cristobal López de la Inspectoría María Auxiliadora, y concelebrada por otros muchos hermanos salesianos. D. Juan Carlos animó a todos los presentes, y de manera especial a todas las Hijas de María Auxiliadora, a permanecer unidos a Jesús, para dar fruto abundante y deseó a las Salesianas, que permanezcan también unidas a sus orígenes para seguir haciendo crecer el carisma de Don Bosco y de Madre Mazzarello.

En el marco de la Eucaristía tuvo lugar la profesión perpetua de Bella Molina quien dio su sí para siempre en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, en las manos de Sor Yvonne Reungoat, Superiora General. En la parte final de la celebración, Sor Yvonne Reungoat leyó el nombramiento de Sor Mª del Rosario García Ribas como nueva provincial, así como el decreto de constitución de la nueva Inspectoría.

Tras la comida, pudieron disfrutar de una estupenda velada, presentada por fantásticos payasos, que hizo reír a los participantes y dio paso a los distintos números preparados por las hermanas. El fin de fiesta fueron las palabras de Madre Yvonne, dejando a todos el compromiso de vivir el gozo de nuestra vocación y acompañar a los jóvenes a descubrir su vocación en la Iglesia y en la sociedad.