25 de febrero de 2017    
Santa Jacinta    
Escribía muchas cartas de tipo religioso para hacer el bien a la gente.
Santa Jacinta

25/02/2017

Etimológicamente significa “flor y piedra preciosa”. Viene del griego y del latín.
Tres son los pasos fundamentales en la vida de esta monja. El primero consistió en llevar una vida de vicio en plan. El segundo fue una búsqueda hacia la felicidad. Y el tercero fue el camino hacia plena santidad.
Como puedes ver, el santo se hace y no nace así, como dicen muchos que, ignorantes en esta materia, lo achacan todo a beatería. Nada de eso. Lo que ocurre es que cada cual lleva un estilo de vida con el que se conforma y no cambia nunca en nada y los que viven inquietos por encontrar sendas nuevas que le lleven a sentirse bien consigo mismo y con los otros.
Su familia tenía mucho dinero en Viterbo, Italia, de donde es oriunda. Nació en 1585 y murió en 1640.
Tomó conciencia de que los chicos no la querían para contraer matrimonio. La veían un poco ligera de cascos. Para pasar el rato bien, pero nada más.
Un día, cuando menos lo esperaba, le entraron unas ganas inmensas de hacerse monja franciscana. Pasó algún tiempo en el convento pero aquello le aburría y daba mal ejemplo a todas. Parecía una señorita mundana más que una monja.
Le vino una enfermedad muy grave. Eso le hizo pensar de nuevo. Sin embargo, no fue suficiente. Poco después, al ir el sacerdote a confesarla, vio que tenía muchos adornos y joyas, y le negó la absolución.
Esto le picó y le llegó al alma. En un acto de rabieta mandó que quitaran todos sus ornamentos y coqueterías de la habitación. Desde este instante comprendió que había que vivir como una verdadera religiosa y no a medias. A tan alto grado llegó santidad que le dieron el cargo de maestra de novicias.
Escribía muchas cartas de tipo religioso para hacer el bien a la gente. Su cuerpo se conserva incorrupto en Viterbo.

¡Felicidades a quienes lleven este nombre!

Buscador de Santos
buscador_palabra Por palabra
 
buscador_palabra Por Fecha
 
buscador_palabra
buscador_palabra Por Santo
 
 
“Difícilmente yerra un hombre por exceso de moderación” (Confucio).