25 de septiembre de 2017    
Santa Maria Teresa Couderc    
Analizando su trabajo, aparecen notas pastorales sumamente claras: el anhelo de reformar las costumbres, la construcción de colegios y el mantenimiento de los monasterios, lugares de paz y oración.
Santo Toribio de Mogrobejo

23/03/2017

Etimológicamente significa “ tumultuoso”. Viene de la lengua griega.
Vino al mundo en la bella ciudad de Astorga en el año 1538. Al terminar sus estudios secundarios, marchó a la universidad de Salamanca para emprender su carrera de Derecho canónico.
Tras cumplir fielmente con su deber de estudiante, le quedaba aún tiempo para entregarse en llevar una vida de cristiano acorde con su fe.
Se cuenta en su biografía que una prostituta entró en su habitación para ponerlo a prueba. El, en lugar de enfadarse y armar la bronca, le habló con cortesía y buenas formas.
Pero ella seguía empecinada en conseguir su objetivo. El joven, cansado y malhumorado, cogió un tizón encendido y la puso de pies en la calle.
Cuando terminó su carrera universitaria, hizo un viaje como peregrino a Santiago de Compostela. Llevaba ya en su mente y corazón la idea de hacerse sacerdote.
Y una vez ordenado, su espíritu de altos vuelos lo encaminó a Lima como misionero. Todo el torrente tumultuoso que albergaba en su interior, fue encontrando salida sana mediante la entrega a la predicación de la Palabra de Dios.
En 1581, fue nombrado obispo de la sede de la capital del Perú tras la muerte de su arzobispo. Tal era su celo pastoral que convocó un concilio diocesano y otros sínodos siguiendo las directrices que había marcado el Concilio de Trento.
Sus decretos fueron tan aleccionadores y tan adelantados de cara al futuro, que todavía hoy rigen a las Iglesias latinoamericanas. Analizando su trabajo, aparecen notas pastorales sumamente claras: el anhelo de reformar las costumbres, la construcción de colegios y el mantenimiento de los monasterios, lugares de paz y oración
Simultaneaba su servicio a la diócesis desde el despacho y haciendo frecuentes visitas a cada parroquia. Hay algo muy interesante: introdujo la imprenta en Perú con fines educativos, culturales y pastorales. El primer libro que imprimió- como le ocurriera a su inventor Guttenberg -, fue la Doctrina Católica, que fue el primer libro en América Latina. El Papa Bonifacio XIII lo declaró santo. Murió en 1606.
¡Felicidades a quienes celebren hoy su santo!

Buscador de Santos
buscador_palabra Por palabra
 
buscador_palabra Por Fecha
 
buscador_palabra
buscador_palabra Por Santo