Análisis del Homojoven
  Curiosea
  Deporte sano
  Encuestas ¿qué dicen?
  El mundo en una imagen
  En las aulas
  El profe de clase
  Estadísticas
  Estudios
  Informes
  Injusticias juveniles
  Jóvenes con el Medio Ambiente
  Lo bueno y lo malo
  Lo que les preocupa...
  Reflexiones personales
  Se celebra el día de...
  Y... ¿Qué más?
A TU
SERVICIO
 
La generación millennial impulsa el mercado de alquiler
Realizado por: Maribel Núñez/Fernando Pérez – Abc – 23/12/2016
Publicado por: Redacción Universo Joven
 
- El porcentaje de viviendas en alquiler ha aumentado desde el 17,9% en 2001 al 22,3% en el año 2015.

Como ha pasado históricamente las dificultades de los más jóvenes para acceder a una vivienda en propiedad les hace inclinarse mayoritariamente por el alquiler. A esta tendencia histórica se le ha sumado ahora la «moda» entre los millennials de optar preferiblemente por el uso de las cosas y no por la propiedad, como sucede en el caso de los coches, por ejemplo, que prefieren alquilarlos por horas a tenerlos en propiedad, incluso en el caso de que pudieran acceder a su compra. La senda bajista del precio de los alquileres también parece haber llegado a su fin.

Sobre la evolución de este mercado, Jesús Gil Marín, consejero delegado de Gilmar, asegura que «crecerá la demanda y el precio del alquiler depende de la demanda. El mercado siempre manda. Ahora hay mucho extranjero que prefiere alquilar para plantearse luego comprar o no. También hay compradores que quieren poner en rentabilidad su vivienda alquilándola. Creo que es una línea de negocio que puede darnos agradables sorpresas».

Para Maurice Kelly, director de Desarrollo y Estrategia de Activos, Residencial y Suelo de JLL, «la subida de los precios de la vivienda suele conllevar una subida del precio del alquiler aunque en los últimos años este mercado se ha recuperado mejor que el de la vivienda».

Los precios
Manuel Gandarias, director del Servicio de Estudios de Pisos.com cree que «el alquiler seguirá siendo la opción de aquellos que no pueden optar a la compra, ya sea porque no tienen ingresos estables o el ahorro necesario para cubrir una parte no financiada por los bancos. La tensión de las rentas de las grandes ciudades, en las que una oferta limitada convive con una demanda al alza ha hecho que las mensualidades se hayan disparado».

José Peral, director de Comercialización de Solvia, explica que «el porcentaje de viviendas en régimen de alquiler en España se ha incrementado un 4,4% al pasar de representar una cuota del 17,9% en 2001 al 22,3% el año pasado, una cifra que seguirá incrementándose en el futuro por distintos motivos, como son la escasez de demanda solvente para la compra de vivienda, la poca capacidad y disponibilidad de ahorros para afrontar la adquisición de una vivienda o los cambios socioculturales de las nuevas generaciones». Jorge Ripoll, director del Servicio de Estudios de Tinsa, certifica que «el alquiler ha adquirido un mayor protagonismo en el mercado porque las circunstancias de falta de crédito primero, y poca calidad del empleo después están dirigiendo la demanda hacia el alquiler. La paulatina recuperación del mercado de compra ralentizará el incremento de cuota que ha experimentado en los últimos años esta opción».

Víctor Portela, director de Marketing de iKasa, coincide en que «todas las previsiones apuntan a que el alquiler seguirá creciendo». «Tanto desde el punto de vista de la demanda de millennials, que empiezan a asumir la nueva cultura de no tener vivienda en propiedad, como por parte de los inversores, ya que las rentabilidades son superiores a productos financieros. Los precios, al igual que en la obra nueva, se verán afectados por un incremento moderado en tanto la demanda sigue siendo superior a la oferta», explica. José Ramón Leal, responsable comercial de Cadbe, apunta que «la demanda de viviendas en alquiler superará el medio millón en los próximos años». Coincide en que, con rentabilidades en torno al 8,5%, este sector será clave para el sector inmobiliario.

Enlace: http://www.abc.es
 
 
 
fotos
 
Alquiler, viento en popa...